Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Frikadas
  3. Noticias
  4. Análisis: Capítulo 28 del manga de Dragon Ball Super

Análisis: Capítulo 28 del manga de Dragon Ball Super

Los dioses de todos los universos son convocados ante Zenosama.

Si bien el capítulo del mes pasado del manga de Dragon Ball Super nos dejó algo fríos por lo poco que avanzó la trama y los pocos sucesos de interés a los que asistimos, esta vez las cosas son muy distintas, ya que el episodio 28 nos ha traído algunas revelaciones muy interesantes y una inesperada batalla que nos ha dejado con muchas ganas de que llegue el mes que viene para poder descubrir su conclusión.

Dragon Ball Super Capítulo 28

Como recordaréis, el capítulo 27 se quedó justo en el momento en el que Goku va a visitar a Zenosama para recordarle la promesa que le hizo de realizar un gran torneo entre todos los universos, por lo que este nuevo episodio comienza con una primera página en la que nos muestran a Bills preocupadísimo por lo que nuestro saiyan protagonista pueda llegar a provocar por culpa de su falta de temeridad.

Acto seguido nos enseñan a ambos Zenosama jugando una partida de ajedrez con los diferentes universos que les lleva a pensar que hay demasiados y que resulta una molestia tener que vigilar tantos, especialmente cuando la mayoría de ellos no han conseguido evolucionar sus niveles de poder lo suficiente.

Aquí nos confirman que el Universo 1 es el más poderoso de todos y que el Universo 12 es el segundo más fuerte tras haber experimentado recientemente un considerable incremento de poder.

Todo esto hace que Zenosama llegue a la conclusión de que ha llegado la hora de eliminar a los ocho universos menos poderosos, momento en el que Goku irrumpe en el palacio y recuerda al temible Rey de Todo la promesa que le hizo, algo que emociona tanto a esta gran deidad que decide convocar inmediatamente a todos los dioses de cada universo para que la competición comience dentro de 40 horas.

Dragon Ball Super Capítulo 28

Esto da pie a varias páginas donde nos muestran a los diferentes dioses de la destrucción haciendo sus quehaceres diarios antes de recibir el mensaje de convocatoria, lo que nos ha permitido conocer un poco más la personalidad de cada uno de ellos, como el tremendo narcisismo de Heles, diosa del Universo 2, la obsesión con los cálculos de Sidra (Universo 9) o lo retorcido e implacable que puede llegar a ser Belmod (Universo 11).

Lo cierto es que estas viñetas están muy bien llevadas y hacen un buen trabajo de presentación. Entre ellas destacaríamos la conversación que tienen Rumoosh y Gowa, los dioses del Universo 10, quienes se temen lo peor al pensar que la convocatoria se debe a que Zenosama quiere castigarles por lo ocurrido con Zamasu, un detalle muy bueno, que encaja bastante bien y que ayuda a darle un sentido de continuidad a la trama de la serie.

Tras esto, todos los dioses son convocados ante Zenosama, lo que da lugar a varias páginas donde todos ellos comienzan a preguntarse lo que está ocurriendo, antes de que el Gran Sacerdote explique que se va a celebrar un Torneo de Poder entre todos los universos.

Dragon Ball Super Capítulo 28

Aquí conviene destacar que se aprovecha la ocasión para presentar a Toppo, donde Belmod nos desvela que está entrenándole para que se convierta en el próximo dios de la destrucción del Universo 11, motivo por el que vemos en escena a este justiciero, ya que ha sido traído para que obtenga experiencia.

Por desgracia para Bills, el resto de dioses descubren que lo que está ocurriendo es culpa de Goku, lo que sirve para convertirle en el blanco de todas las miradas de odio de la sala. En este momento nos desvelan también que el dios de la destrucción del Universo 7 es bastante odiado por las deidades de los demás universos, ya que hace muchos años se quedó dormido jugando al escondite en un torneo organizado por Zenosama, provocando que este tuviese que ser cancelado y que el resto de dioses tuviesen que trabajar muy duramente para calmarle durante largo tiempo.

Justo en este momento, el Gran Sacerdote crea un ring de combate y obliga a todos los Dioses de la Destrucción a participar en una pequeña battle royale. Eso sí, les avisa que si no combaten en serio o si su rendimiento está por debajo de lo esperado, serán eliminados de la existencia, dando comienzo de esta forma a una gran batalla donde todos van a por Bills, quien se defiende sorprendentemente bien al conseguir que su cuerpo actúe por sí solo y sin pensar.

Dragon Ball Super Capítulo 28

La batalla que tiene lugar en estas páginas es realmente espectacular y está genialmente dibujada, permitiéndonos seguir la acción con suma facilidad mientras Bills esquiva todo tipo de ataques, crea sorprendentes distracciones y contraataca a sus rivales cuando estos dejan una apertura abierta.

Justo al final, Belmod aprovecha que todo el mundo está distraído con la deidad del Universo 7 para atacar por la espalda a Sidra, dejando claro que en este ring todos son enemigos y no existen aliados, por mucho que odien a Bills, concluyendo de esta manera un episodio que, tal y como dijimos al principio, nos ha resultado muy interesante.

Evidentemente, este desarrollo de los acontecimientos dista bastante de lo visto en el anime, ya que se sigue otro orden, nos dan más detalles e información sobre cada uno de los personajes y nos muestran una batalla mucho mejor planteada y emocionante que el combate de calentamiento que vimos en TV cuando los dioses se enfrentaron entre ellos para probar la resistencia del escenario.

Como siempre, el manga vuelve a demostrar que sabe llevar las cosas con mejor ritmo que el anime y de una forma más coherente e informativa, por no hablar de la fantástica calidad de todos los dibujos de Toyotaro, por lo que tenemos muchísimas ganas de seguir descubriendo cómo se va a desarrollar este arco argumental en viñetas.

Más sobre Frikadas

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir