Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Cine
  3. Noticias
  4. Las 10 MEJORES películas de ciencia ficción en Netlifx España (2017)

Las 10 MEJORES películas de ciencia ficción en Netlifx España (2017)

Seleccionamos lo mejor del género en la plataforma de streaming más importante.

El género de la ciencia ficción es erróneamente catalogado como un género menor o de importancia reducida. Durante años se la ha considerado como un simple entretenimiento básico, de usar y tirar, en parte debido por el bajo presupuesto de toda una retahíla de producciones en la edad de oro de Hollywood o por la facilidad en la que el propio género ha caído en lo referente a la utilización de monstruos, naves y otros elementos para tapar agujeros de guión en sus propias historias, basados en la falsa creencia de que con fuegos de artificios todo cuela. Pero nada más lejos de la realidad. Esa afirmación podría haber tenido algo de sentido hace varias décadas, pero desde hace un tiempo, el panorama es bien distinto.

En los últimos años hemos asistido a un resurgir de la ciencia ficción como elemento ideal para ofrecernos parábolas de un mundo que no comprendemos o se escapa cada vez más a nuestro entendimiento, como pequeños homenajes a tiempos distintos o incluso como alertas del futuro desolador que puede aguardarnos a la vuelta de la esquina. A través de esta pequeña selección en Vandal Random, hemos querido seleccionar varias cintas que reúnan distintas características habituales dentro del género y que presenten los más variados argumentos, sin olvidar nunca la máxima del entretenimiento del cine.

AKIRA

La adaptación de la obra maestra de Katsuhiro Ôtomo nos traslada a la megaurbe de Neo-Tokyo en el año 2019, un compendio de bloques gigantescos, enormes conjuntos de edificios y peligrosos barrios. Neo-Tokyo, que se levanta sobre las ruinas de la antigua capital japonesa destruida tras la Tercera Guerra Mundial, es un frágil animal tecnológico que está a punto de colapsar.

El gobierno, en colaboración con un grupo de científicos y militares, está desarrollando un nuevo tipo de energía en secreto, algo que los llevará a experimentar sus efectos con los más desfavorecidos. Con toque de pesadumbre, tristeza y oscuridad urbana opresiva, Akira nos narrará la batalla entre Tetsuo y Kaneda, una rivalidad que comenzará en las calles y acabará por dictar el destino de toda la humanidad. Hablamos de un película sin igual, un éxito del género ciberpunk y el anime japonés y una obra clave dentro del cine de animación asiático.

Akira

Akira trasciende el significado de obra de culto y acaba por convertirse en todo un clásico irrepetible que destaca con luz propia dentro del catálogo de Netflix. Si la película consigue destapar en el espectador cierta afición a la historia o el universo, os recomendamos encarecidamente que le deis una oportunidad al todavía más complejo, grande e inabarcable manga en el que se basa.

Looper

En 2012, Rian Johnson todavía no sabía que acabaría dirigiendo todo un episodio de Star Wars para Lucasfilm y Disney, pero ya daba muestras de su talento como director de cine de ciencia ficción. Looper, cuyo guión firma el propio Johnson, nos cuenta una historia futurista ambientada en el año 2072. Los asesinatos están completamente prohibidos, con lo que los asesinatos deben realizarse usando una paradoja temporal: las víctimas son enviadas al pasado, al año 2042, donde los Loopers, un grupo de asesinos de élite, se encargan de eliminarlos.

Looper

Es una forma de ganar mucho dinero, o al menos así cree que Joe (Joseph Gordon-Levitt), un looper de gran prestigio que verá como se trunca su carrera al encontrarse que debe eliminar a su yo del futuro (encarnado por Bruce Willis). La cinta de Johnson es muy original, estéticamente irreprochable y con algunos momentos icónicos herederos del mejor cine negro, si bien reconocemos que tiene un tramo final un tanto desbaratado y apresurado. En cualquier caso, hablamos de un film que recoge elementos de Blade Runner, 12 Monos e incluso Origen, ofreciéndonos una mezcolanza tan divertida como atrayente.

Invasión a la Tierra

En 2001, Ridley Scott cambió -para bien-, la forma de entender el cine bélico con Black Hawk Derribado. Nos presentó la guerra urbana sucia, entre edificios, sin concesiones o posiciones claras, usando un estilo casi documentalista. Invasión a la Tierra no es tan buena película como esta joya de Scott, pero sí es cierto que bebe mucho de ella tanto en estética como en presentación y estructura narrativa, cambiando Somalia por Los Ángeles y los ejércitos de señores de la guerra somalíes por extraterrestres.

Invasión a la Tierra

Invasión a la Tierra nos cuenta la historia de un pequeño pelotón de rangers que deben sobrevivir a la invasión alienígena de un grupo de fuerzas hostiles extraterrestres en mitad de la ciudad californiana, mientras buscan la manera de garantizar una salida segura a los civiles y habitantes que todavía no han abandonado sus casas. Por el camino encontraremos pasado trágicos, un Aaron Eckhart en estado de gracia y alguna que otra secuencia de acción vibrante y bien rodada. Eso sí, pese al impecable envoltorio, avisamos, encontraremos algún que otro momento vergonzante en forma de discursos fuera de todo y reiterativas frases lapidarias.

Riddick

Vin Diesel siempre ha sido conocedor de la importancia del personaje Riddick dentro del cine de ciencia ficción. Tras el inesperado éxito de Pitch Black, una película de serie B que alcanzó el estatus de culto, David Twohy probó suerte con Las crónicas de Riddick, un film de mayor presupuesto y hechuras comerciales, que acabó siendo un auténtico dolor de cabeza para sus responsables y un sonoro fracaso en taquilla. Sin embargo, tanto Twohy como Diesel se dieron cuenta de que tenían una franquicia de gran valor entre manos.

Riddick

El universo de ciencia ficción se expandió en cómics, videojuegos y películas de animación, terminando en la más reciente parte de la trilogía, Riddick, un film que vuelve a los derroteros de Pitch Black y que presenta una de las historias más interesantes y bien presentadas de los últimos tiempos. En la película, Riddick, el furiano que una vez llegó a ser el líder de una civilización con capacidad de arrasar mundos enteros, ha sido traicionado por los suyos. Desterrado en un planeta atroz tendrá que sobrevivir en un entorno peligroso, abandonado a su suerte, lleno de depredadores extraterrestres y un grupo de mercenarios más letales de lo que parecen a simple vista.

Pese a lo convencional que suena, Riddick mezcla con atino el western crepuscular y el relato corto de ciencia ficción, con unos primeros treinta minutos que son un verdadero deleite para el espectador. Sin diálogos, con unas imágenes poderosas y un par de detalles únicos es quizás la mejor de las tres películas de esta curiosa trilogía.

Equilibrium

Equilibrium nos traslada a un mundo futurista, altamente controlado, en el que las emociones han sido erradicadas del ser humano. Los libros, el arte, la música y los sentimientos han sido eliminados de la sociedad bajo pena de muerte, en una búsqueda de la perfección y la paz absoluta. Si bien se ha eliminado el crimen y las guerras de la faz de la Tierra, uno de sus agentes (Christian Bale) comienza a preguntarse si también se ha destruido la naturaleza del ser humano.

Equilibrium

Con Equilibrium nos encontramos ante un film que si bien en su momento sorprendió a propios y extraños con su mezcla de acción y referencias clásicas dentro del género de la ciencia ficción -digamos que contiene una extraña digestión y mezcolanza de Matrix, V de Vendetta y Fahrenheit 451-, la película no resiste demasiado bien el paso del tiempo. Sí, estéticamente sigue teniendo un plus especial, y tanto Sean Bean como Christian Bale son dos valores fiables que nunca defraudan. Pero hay que entender que el film de Kurt Wimmer es hijo de su tiempo (2002) y que surgió en una época en la que no había nada mejor que una levita, una cámara lenta y una fotografía gris y oscura. En cualquier caso, sigue siendo entretenida.

El efecto mariposa

Aston Kutcher es un actor meritorio, pese a que muchos no lo consideren. Es bastante más versátil de lo que muchos creen, siendo capaz de adaptarse a los más variados géneros cinematográficos. Lo mismo te realiza un drama que una cinta de gran presupuesto que la enésima comedia romántica. Antes de que las paradojas temporales fueran de dominio público y estuvieran a la orden del día, El efecto mariposa despertó el interés de cientos de miles de jóvenes que vieron en ella toda una revolución pilotada por Kutcher, ídolo adolescente por aquella época.

El efecto mariposa

Tanto Eric Bress como J. Mackye Gruber, directores y guionistas del film, construyeron un curioso relato sobre la culpabilidad, los errores cometidos y las consecuencias de cambiar pequeños gestos y actos del pasado, asumiendo los efectos que puedan causar en el futuro o en nuestro presente. Si bien no hablamos de El sonido del trueno de Ray Bradbury, El efecto mariposa esconde una historia en forma de thriller muy aceptable, con ciertos momentos lisérgicos pero bien avenidos y con una curiosa forma de presentar los viajes temporales.

Super 8

Antes de que existiera una desmesurada y casi asfixiante afición por los ochenta, en parte instaurada por el estreno del éxito comercial Stranger Things de Netflix, J.J. Abrams rodó una verdadera joya, con más alma que la historia de Once y los suyos. Super 8 nos cuenta la historia de Joe (Joel Courtney), un chico afincado en una pequeña localidad en Ohio, el cual acaba de perder a su madre en un trágico accidente. La vida con su padre, policía y responsable de la seguridad del pueblo (un papel interpretado por Kyle Chandler) no es la ideal. El joven se refugia en el rodaje de una película amateur de zombis en formato Super 8 con sus amigos, cuando un día un tren de mercancías militar sufre un aparatoso accidente. Lo que no saben es que ese convoy ocultaba algo procedente de otro mundo.

Super 8

Super 8 funciona a diversos niveles. Además de ser una especie de resumen y compendio de todas las películas clásicas de los años ochenta -desde Los Goonies a E.T: El extraterrestre-, el film de J.J. Abrams es todo un canto al cine, al séptimo arte y a todo lo que ello conlleva. El toque Spielberg está presente durante toda la película, impregnando de auténtica magia y nostalgia todos y cada uno de los planos. No se obsesiona con las referencias, más bien al contrario, y presenta una mezcla de humor y horror tan bien cocinada como las que nos enseñaba el propio Joe Dante en Gremlins.

Código fuente

Duncan Jones tiene en su haber dos grandes films de ciencia ficción. Si bien Moon sigue siendo su obra más redonda, Código fuente adelantó ciertos temas, estéticos y argumentales, que a la postre se acabarían convirtiendo en la tónica dentro del género. Jones, director con talento, cuajó en 2011 una película de ciencia ficción, acción y thriller única, en la que nos narraba la historia del capitán Colter Stevens (Jake Gyllenhaal) y su participación en un avanzado sistema de viajes en el tiempo que podría ayudar a descubrir el responsable de un enorme atentado en un tren de pasajeros.

Código fuente

Su misión, en esta especie de versión retorcida de Atrapado en el tiempo, es repetir una y otra vez el trágico suceso encontrando pistas y elementos que ayuden a atrapar al terrorista. Código fuente es capaz de atrapar al espectador en un adictivo bucle, llevándolo a un adictivo juego de repetición tan tortuoso como divertido y entretenido.

Star Trek

J.J. Abrams devolvió a la vida una saga agotada y extenuada como Star Trek con dos grandes películas, capaces de contentar a los más serios y veteranos aficionados, así como a los neófitos que vieron en ella la oportunidad perfecta para dar el salto a un universo galáctico de ciencia ficción inexplorado para muchos. Otorgándole la dignidad olvidada en las últimas entregas, Star Trek funciona como reinicio, presentándonos de nuevo al Capitán Kirk (Chris Pine) y a Spock (Zachary Quinto) y el comienzo de su relación a bordo de la USS Enterprise.

Star Trek

Sin llegar a ser un calco de las aventuras anteriores, Abrams consigue ser respetuoso al material original, insuflándole personalidad y guiños propios, e introduciendo, una vez más, las paradojas temporales. Quién nos diría, que años después, el mismo director operaría con la misma gracia y premiable actitud la misma hazaña en Star Wars. De impecable estética y fotografía, Star Trek es una las grandes producciones del género más redondas de los últimos años. ¡Larga vida y prosperidad!

Mad Max: Fury Road

El film de George Miller es una de las cintas más redondas de todos los tiempos en el género, y al mismo tiempo, una de las demostraciones más impecables de la calidad que se puede llegar a atesorar dentro del cine de ciencia ficción de tintes apocalípticos. Si ya las entregas protagonizadas por Mel Gibson demostraron ser realmente interesantes -unas más que otras-, esta secuela, con Tom Hardy y Charlize Theron de protagonistas, lo lleva todo más allá.

Max Max Fury Road

El film nos vuelve a narrar una historia de este héroe atávico y errante conocido como Mad Max, que pronto se verá envuelto en la aventura y huída de Imperator Furiosa, una aguerrida capitana, brazo armado de un tiránico Señor de la Guerra, con su harén de mujeres. Este western-punk atesora en su estructura alguna de las secuencias de acción más impresionantes de la historia reciente del séptimo arte, en parte por su fuerte presencia de efectos prácticos rodados por especialistas en circuitos cerrados y en escenarios desérticos australianos.

Más sobre Cine

Comentarios: 6
RANDOM
Flecha subir