Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Viral
  3. Reviews
  4. Los 'reality' más infames de la televisión en España

Los 'reality' más infames de la televisión en España

Recordamos algunos de los programas más estúpidos, extraños o bochornosos que nos ha deparado el panorama televisivo español.

Ahora que Operación Triunfo vuelve a estar de moda, muchos años después de su exitoso estreno en 2001, cuando se convirtió en todo un fenómeno en España, hemos querido echar la vista atrás y repasar la historia de los reality show en nuestro país.

Evidentemente son muchos y muy diversos, pero vamos a recordar algunos de los más curiosos o infames, ya que primero al calor de Gran Hermano, y luego al de Operación Triunfo, se estrenaron en España multitud de programas de televisión que consistían en encerrar a varias personas en una casa. A veces en una competición para ver quién canta, baila o actúa mejor, y otras simplemente por el "salseo", las broncas y los tórridos romances que se suelen producir en este tipo de programas.

Acompáñanos por este descenso a los infiernos de algunos de los momentos más bochornosos que nos ha brindado la televisión en España en los últimos 20 años.

El Bus

Gran Hermano llegó a España en abril del 2000, y cambió la historia de la televisión para siempre. Fue un éxito tremendo este "experimento sociológico", nunca habíamos visto nada igual en nuestro país, y evidentemente le dio muchas alegrías a Telecinco, con un formato que ha llegado hasta nuestros días, tras 18 ediciones.

Entre este programa y los debates que se generaban a su alrededor, que podíamos ver en el famosísimo Crónicas Marcianas de Javier Sardá, se labró a pulso la fama de la cadena de la telebasura por excelencia, pero como veremos a lo largo de este reportaje, su rival directa no se quedó atrás.

Ante el tremendo éxito de Gran Hermano Antena 3 tuvo que reaccionar, y montó un poco deprisa y corriendo su propio reality, El bus, que se estrenó en septiembre del 2000, y llegaba con la ambiciosa intención de replicar el éxito del programa de la competencia.

Presentado por Inés Ballester y Liborio García, el formato y las reglas eran muy parecidas a las de Gran Hermano, solo que sobre ruedas, con nueve concursantes que convivían en un autobús que se iba moviendo por la geografía española, y con un premio final de 50 millones de pesetas (300 000 euros).

La idea no era mala del todo, pero el programa fue un pequeño fracaso, sus audiencias estuvieron muy lejos de las de Gran Hermano, y sus participantes a nadie le importaron, y nadie se acuerda de ellos. Lo cierto es que repasando ahora la audiencia media, un 24% share, son unos datos que no estuvieron nada mal, pero que no satisficieron a Antena 3 al compararse con la competencia. El programa pudo acabar y no fue cancelado antes de tiempo, algo que sí ocurriría con posteriores reality, con los que Antena 3 ha tenido siempre bastante mala suerte.

Estudio de actores

Si El bus fue la fallida réplica de Antena 3 a Gran Hermano, Estudio de actores fue el intento de tener su propio Operación Triunfo, el programa que había arrasado en 2001 en Televisión española, y que dio el pistoletazo de salida a los talent show.

Presentado por Juan Ramón Lucas, 16 concursantes convivían en una academia, recibiendo formación en interpretación y también de música y danza, en un formato muy parecido al de Operación Triunfo, pero mucho más complicado de llevar a cabo, que se demostró rápidamente que no era una buena idea.

Escuela de Actores duró tan solo tres semanas por las bajas audiencias, y fue un tremendo fracaso. Imaginad a esos pobres chavales cargados de ilusiones y de sueños de alcanzar el estrellato cuando les dijeron que tenían que abandonar la academia cuando no llevaban ni un mes, porque a nadie les interesaban sus andanzas.

Hotel Glam

Hemos hablado de reality show y de talent show, y ahora toca hablar de realitys protagonizados por frikis o famosos de medio pelo, una nueva categoría de telebasura que se inició en marzo de 2003 con Hotel Glamour, que tuvo que cambiar su nombre al definitivo Hotel Glam porque a la revista Glamour no le pareció demasiado bien.

Este programa presentado por el incombustible Jesús Vázquez se trataba de un Gran Hermano con "famosillos", como Pocholo Martínez-Bordiú, Malena Gracia, Dinio García, Aramís Fuster o Yola Berrocal, que fue finalmente la ganadora.

Pero hablaros de otros de sus concursantes los tenemos que poner en contexto, porque su nombre seguramente no os diga nada: Elianne (amante de Dinio, a su vez conocido por haber sido amante de Marujita Díaz), Juan Miguel Martínez (exmarido de la cantante), Chonchi Alonso (expareja del actor Andrés Pajares) o Encarni Manfredi (la madre de de Patricia Ledesma de Gran Hermano 3, casi nada).

El programa no funcionó mal, aunque no volvió a tener más ediciones, pero Telecinco sí que ha vuelto a hacer muchos más reality protagonizados por famosos, con ediciones especiales de Supervivientes o el propio Gran Hermano.

Si para algo sirvió este programa fue para descubrir a toda España a Pocholo en su máximo esplendor, un personaje fascinante, que nos brindó grandes momentos.

El castillo de las mentes prodigiosas

Si El bus fue el intento de Antena 3 de replicar el éxito de Gran Hermano, y Estudio de actores el de Operación Triunfo, El castillo de las mentes prodigiosas fue la respuesta de Antena 3 a Hotel Glam, en un intento de contar con su propio reality protagonizado por famosetes o algo parecido.

Para que no les ocurriera como en anteriores ocasiones, en esta ocasión decidieron pasarse de frenada, y hacer un reality show lleno de frikis, diez videntes, brujos y magos tenían que convivir demostrando sus habilidades en la magia y lo sobrenatural.

Presentado por Alicia Senovilla, personajes como Paco Porras y la Bruja Lola no consiguieron enganchar a la audiencia, y el programa duró tan solo un mes. Antena 3 volvía a fracasar con un reality, nada nuevo bajo el sol, y la telebasura alcanzaba una nueva cima en la televisión de España.

Campamento de verano

Para que no parezca que todos los reality de Telecinco triunfan y los de Antena 3 fracasan, hemos querido recordar Campamento de verano, una de las mayores basuras que ha parido la cadena de Paolo Vasile, y ya es decir.

Emitido en el verano de 2013, cuando ya habíamos visto de todo en cuanto a realitys, decidieron llevar a varios famosos de medio pelo a la sierra de Madrid para que convivieran en un campamento, como hacen jóvenes de todo el mundo por esas fechas.

Así consiguieron reunir a Karmele Marchante (periodista), Sonia Monroy ("cantante y actriz"), Olvido Hormigos (expolítica conocida por un escándalo sexual), Carmen Bazán (la madre del torero Jesulín de Ubrique), un montón de exparticipantes de otros reality a cada cual peor (Gandía Shore, Un príncipe para Corina, Míster España), y la escritora Lucía Etxebarria, que todavía no sabemos muy bien qué pintaba allí, pero suponemos que se estaba documentado para escribir un libro sobre una persona que toca fondo en la vida.

En plena época de las redes sociales y Twitter, el programa encadenó varias polémicas que obligaron a varios anunciantes a retirar su publicidad por la presión de los "tuiteros", como Burger King, Mutua Madrileña, McDonald's, Orange o ING Direct. Irónicamente seguro que todas estas polémicas ayudaron a que un programa tan mediocre se mantuviera con vida hasta su finalización.

Libertad vigilada

Hay decenas de realitys tan turbios como olvidables, y uno de ellos es Libertad vigilada de Antena 3, en el 14 chicos y chicas muy jóvenes habitaban en una lujosa casa de Fuerteventura, con el único objetivo de pasárselo bien, pegándose fiestas y visitando la playa.

El "girito" viene porque sin que ellos lo supieran todo lo que estaba sucediendo lo estaban viendo sus padres, que eran los que nominaban y expulsaban a los chavales, que se esteraban del todo al salir del programa y verle la cara de disgusto a sus progenitores, que les habían visto emborracharse y cosas peores.

Fue el típico reality basura para los meses de verano, y por suerte o por desgracia no ha vuelto a contar con más ediciones.

I love Escassi

Este reality entraría en la categoría de los dating show, programas de citas o de seducción, de los que hay muchísimos ejemplos, tanto recientes (¿Quién quiere casarse con mi hijo?, Mujeres y hombres y viceversa) como desde los comienzos de la televisión privada en España, con Contacto con tacto de Bertín Osborne o Vivan los novios de Andoni Ferreño (que tuvo una edición light titulada Vivan los compis presentada por Leticia Sabater).

En I love Escassi varias mujeres competían por el amor de Álvaro Muñoz Escassi, un "jinete y jugador de polo español" conocido por haber estado liado con varias famosas y ser un rico mujeriego.

Un programa lamentable, que por suerte no tuvo el favor de la audiencia.

El marco

De este reality ni nos acordábamos, y nos hemos topado con él documentándonos para este recorrido infernal por la televisión en España. El marco fue emitido en 2010 por Antena 3 (cómo no), y presentado por Patricia Gaztañaga, más conocida como "la del Diario de Patricia".

Ocho parejas tenían que convivir en un espacio de 20m², cada una en el suyo, con 40 minutos diarios para salir de el, imaginamos que pare hacer sus cosas. Desde una página web los espectadores podían visualizar cada uno de estos ocho espacios, las 24 horas del día, y los tres menos visitados cada semana eran nominados.

Todo un tanto sofisticado y rebuscado para un reality que tiene uno de los récords de la televisión: solo duró 10 días en antena, porque no interesaba a nadie, el principal motivo por el que ni vosotros ni nosotros nos acordábamos.

Bonus track: Confianza Ciega

Hemos dejado para el final y hemos separado de la purría a nuestro reality favorito de todos los tiempos, con el que la televisión tocó techo en España y nunca se ha vuelto a superar, una auténtica genialidad. Confianza Ciega se estrenó en enero de 2002 en Antena 3, y por fin consiguieron dar en el clavo con una propuesta tan genial como retorcida: tres parejas de novios separadas en dos casas, los tres chicos encerrados con tres macizas, las tres chicas con tres buenos maromos.

El resultado como podéis imaginar fue explosivo, y se ponía a prueba a los participantes teniendo que resistirse a los encantos de unos chicos y chicas muy atractivos que les tiraban los trastos constantemente, y luego viendo cómo actuaba su pareja en la otra casa, que era sin duda lo más morboso del programa.

Así los concursantes empezaban a ver estos vídeos con buena cara, viendo lo bien que se lo estaba pasando su pareja, hasta que poco a poco se les iba torciendo el gesto al ver cómo tonteaban o tenían que hacer grandes esfuerzos para no lanzarse a los brazos del buenorro o buenorra de turno.

No estamos siendo irónicos, fue un programa que nos brindó momentos inolvidables, y es una pena que ninguna cadena haya vuelto a recuperar un formato parecido. Por suerte si buscáis en Youtube podéis recuperarlo, y volver a disfrutar una y otra vez de una masterpiece de la televisión en España.

Más Reviews

Más sobre Frikadas

Comentarios: 2
RANDOM
Flecha subir